Ayuda con el envío de paquetes

Productos prohibidos y sin indemnización

¿Qué artículos están exentos de indemnización?

Existe un reducido grupo de artículos que están exentos de indemnización /reclamación. Eso no implica que puedas realizar el envío con total normalidad.

Sin embargo, no podrán beneficiarse de la indemnización gratuita de 50 euros que facilita Sendiroo ni tampoco de la ampliación de la cobertura. El cliente tampoco tendrá la opción de reclamar las pérdidas o daños de la mercancía.

  • Antigüedades: objetos fabricados con fecha igual o superior a 50 años y artículos tecnológicos con fecha igual o superior a 20 años
  • Artículos que contengan o sean completamente de porcelana, cerámica o derivados
  • Artículos que tengan o se compongan de manera íntegra por cristal, vidrio, espejos o derivados
  • Equipajes sin embalar o mal embalados
  • Mercancía sin embalar o mal embalada
  • Minerales y rocas (cuarzo, mármol, arcilla, granito, pizarra, etc)
  • Motores que no vayan vacíos
  • Mudanzas y similares
  • Muebles que tengan más de 40 kilos de peso real o volumétrico, el mayor de los dos. Únicamente contarán con cobertura si correctamente embalados en un armazón de madera cerrado por completo y colocados sobre un pallet. De no contar con esta protección la responsabilidad será en exclusiva del cliente/cargador.
  • Muebles y sofás
  • Plantas y semillas
  • Repuestos de coches, motos o de cualquier otro vehículo a motor terrestre, aéreo o marítimo. Por ejemplo: puertas, llantas, carrocería y lunas
  • Televisiones de más de 32 pulgadas
  • Todos los dispositivos electrónicos o informáticos que no se envíen con el embalaje original. Por ejemplo: televisiones, aparatos de calefacción/refrigeración, ordenadores o electrodomésticos

  • La cobertura de Zeleris Internacional Terrestre B2C excluye los líquidos y el material frágil.

Antes de contratar los servicios de Sendiroo para realizar tus envíos deberías revisar la lista de artículos prohibidos, que no cuentan con protección o cobertura en caso de desperfectos, robo o pérdida.

¿Qué sucede si envías un artículo prohibido?

Tanto Sendiroo como las empresas de transportes cuentan con un listado de artículos prohibidos. Suelen ser productos que tienen restringida la circulación según las leyes nacionales e internacionales por motivos de protección, seguridad, sanidad pública o utilidad general.

El cliente debe responsabilizarse de cumplir con las exigencias que aparecen en las condiciones de envío, sobre todo porque Sendiroo no manipula mercancías en ningún momento. Las agencias de transportes o los mensajeros tienen autoridad para retener o destruir el paquete cuando aprecien que se trata de contenido ilegal o peligroso.

Por lo tanto, Sendiroo quedara exento de cualquier responsabilidad en caso de incidencia y los gastos que implicasen este percance quedarían a cargo del contratante del envío.

Sendiroo no se responsabiliza de los gastos provocados por la retención o destrucción de la mercancía, ni tampoco de los posibles atrasos o incidencias originados por esta situación.

Antes de realizar envío, revisa las condiciones generales de la agencia contratada, además de los artículos prohibidos y restringidos por parte del comparador y de las mensajerías.

¿Cuáles son los productos prohibidos por las agencias?

Hay una serie de artículos prohibidos por parte de las agencias de transporte. Esta restricción obedece sobre todo a motivos de seguridad, protección y sanidad pública.

Durante el proceso de tránsito Sendiroo no manipula en ninún momento la mercancía pero, de detectar que el contenido enviado se encuentra entre los productos restringidos y prohibidos por las mensajerías, se procederá a cancelar el servicio, corriendo a cargo del cliente el gasto de la devolución.

Para no llevarse sorpresas inesperadas, además de revisar la lista de productos prohibidos y de los artículos exentos de indemnización y reclamación, también sería necesario informarse sobre las condiciones generales de cada agencia.

En el caso de Zeleris, no permiten el envío de ruedas, neumáticos y otros componentes de vehículos.

Artículos prohibidos

  • Animales: ya sean vivos o muertos.
  • Antigüedades: objetos fabricados con fecha igual o superior a 50 años. Artículos tecnológicos, con fecha igual o superior de 20 años.
  • Aparatos informáticos y electrónicos que no se envíen con el embalaje original: televisiones, ordenadores, equipos de calefacción, etc.
  • Armas: escopetas de aire comprimido, réplicas de armas, munición, bienes estratégicos empleados para civiles o militares.
  • Artículos perecederos: alimentos y productos que requieran condiciones de temperatura, humedad, luminosidad o manipulación específica.
  • Artículos robados o adquiridos de manera ilegal.
  • Baterías: cualquier tipo de batería.
  • Cadáveres: cenizas o cualquier tipo de resto humano.
  • Cristal: artículos compuestos en su totalidad o parcialmente de cristal o vidrio. Quedando también excluidos espejos y mercancía muy frágil.
  • Contenedores: incluidas maletas que no vayan correctamente embaladas en una caja o flejado para proteger las asas y ruedas.
  • Dinero: monedas, dinero en efectivo, cheques, divisas, monedas falsas, etc.
  • Documentos con valor económico: billetes, boletos de lotería, títulos al portador, entradas de cualquier tipo, etc.
  • Documentos originales: pasaportes, carné de conducir, licencias, DNI, tarjetas de crédito, etc.
  • Estupefacientes y sustancias psicotrópicas: drogas o cualquiera de sus derivados.
  • Líquidos: todos aquellos recipientes de cristal, plástico, etc. que contengan líquido que pudiera dañar al resto de las mercancías y no estén adecuadamente embalados o no contengan separadores de cartón y burbuja suficientes para aislar la mercancía.
  • Maquinaria industrial: repuestos o componentes de cualquier tipo de maquinaria industrial.
  • Materiales explosivos o radioactivos: fuegos artificiales, petardos, bengalas, munición inerte o fogueo, material corrosivo, baterías, mercurio, ácido clorhídrico, etc.
  • Materiales inflamables: perfumes, alcohol, cerillas, aerosoles, bombonas de gas, sprays, etc.
  • Materiales peligrosos: elementos que por su embalaje o naturaleza pueden suponer un peligro para la salud de los transportistas, el suelo o cualquier daño a las personas o a los equipos transportados.
  • Medicamentos: cualquier tipo de medicina, incluidas aquellas con prescripción médica.
  • Mercancía restringida: Artículos prohibidos por la Organización Internacional de Aviación Civil, mercancía ADR y productos ilegales en el comercio, además de cualquier otro tipo de mercancía prohibida por ley.
  • Metales preciosos: joyas, relojes, oro, plata y otros objetos de valor.
  • Mercancía sin un embalaje adecuado o a cuyo contenido se pueda acceder sin necesidad de romper, menoscabar y/o alterar su embalaje.
  • Minerales: mármol,granito, pizarra, arcilla, cuarzo, etc. 
  • Motores: piezas de repuesto, cajas de cambio, embragues, etc.
  • Muebles: mobiliario, mudanzas, etc.
  • Muestrarios comerciales: artículos de promoción, regalos, etc.
  • Muestras biológicas: perecederas o no perecederas, infecciosas o no infecciosas (sangre, saliva, etc.)
  • Neumáticos: llantas, ruedas, asientos de coche y otras piezas de vehículos a través de las agencias Zeleris y CBM.
  • Obras de arte: obras culturales o de gran interés para el patrimonio nacional.
  • Plantas: cualquier especie vegetal viva, así como semillas.
  • Porcelana: artículos que contengan o sean completamente de porcelana, cerámica o derivados.
  • Pornografía o elementos obscenos o inmorales.
  • Productos falsificados: copias o falsificaciones de productos originales.
  • Residuos tóxicos: amianto, pesticidas, productos agrícolas, etc.
  • Sellos: cualquier documento con sello oficial, sellos de colección, etc.
  • Tabaco.
  • Teléfonos móviles y sus accesorios.
  • Vehículos: repuestos de coches, motos o cualquier vehículo a motor, ya sea terrestre, aéreo o marítimo. Entre ellos las baterías de coche, neumáticos, las llantas, lunas, puertas, carrocerías, motores, etc. 
Cuando el cliente decide enviar algo prohibido lo hará bajo su responsabilidad, no existiendo posibilidad de reclamación e indemnización en caso de rotura o pérdida.