Pequeñas y medianas empresas venden por internet

El comercio Online se le atraganta a las pymes

El volumen de negocio del comercio Online alcanzó el año pasado los 602.000 millones de euros, lo que supone un aumento del 14% respecto a 2016. Sin embargo esta tendencia al alza contrasta con la baja implantación del ecommerce entre las pequeñas y medianas empresas. Y es que únicamente dos de cada diez compañías de la Unión Europea mantienen una cierta actividad en el ámbito del comercio electrónico, orientando sus ventas sobre sobre a un mercado nacional (93%), en gran medida por las diferencias en las legislaciones entre los diferentes países, según los datos de Eurostat de 2016.

Pero el tamaño de las empresas también supone un factor diferencial en cuanto a la penetración en ecommerce. Mientras que casi la mitad (44%) de las empresas de gran tamaño cuentan con presencia en el entorno digital, las pequeñas reducen este porcentaje hasta el 18%, frente al 29% de las medianas compañías.

Estas últimas suelen inclinarse por la utilización de plataformas online, pese a que el 85% de ellas disponen de página web y encuentran una serie de complicaciones en el proceso. El Cómite Económico y Social Europeo advierte de la dependencia que tienen sobre estos negocios de intermediación, que están en manos de un reducido número de operadores, muchos de ellos domiciliados fuera de la Unión Europea.

Esta situación ha provocado la reacción de las autoridades europeas, que estudian la puesta en marcha de nueva legislación en este sentido. Lo que se busca con ello es que exista una mayor transparencia e igualdad entre las distintas plataformas y compañías de intermediación en línea, sin descuidar la tributación. De hecho pretenden convencer a los 28 países miembros de la Unión Europea de que lo mejor sería que estas plataformas abonasen sus impuestos por la actividad que desarrollan en los citados países y no en otros estados con mejores condiciones fiscales. Esto supone una importante desventaja para aquellos negocios que sí asumen los tributos en el sitio donde comercializan sus artículos.

Venta de artículos online por parte de pequeñas y medianas empresas

Las pymes venden por internet

Incremento de ventas por internet

En cualquier caso, durante el pasado ejercicio el comercio Online crecieron en España un 17%, frente al 37% que experimentó Rumanía. La venta al detalle goza de más protagonismo sobre todo en los países de Europa occidental, como refleja el Informe Europeo sobre Comercio Online B2C 2018. Llegan a concentrar hasta el 68% de la facturación total, motivado sobre todo por los avances en materia de infraestructuras, la elevada confianza de los usuarios en las compras online y la alta penetración de internet en las casas.

Por su parte, Europa meridional y septentrional abarcan un 12% y un 8%, respectivamente, del total del ecommerce oline en el continente, frente al 6% de la Europa del Este. En cualquier caso, estos territorios, son los que están experimentando un crecimiento más veloz.

Entre los tres principales mercados se encuentran Reino Unido, Francia y Alemania, con una previsión de facturación para este ejercicio de 178.000, 93.200 y 93.000 millones de euros.

A la hora de efectuar compras a otros países, este estudio desvela las principales demandas de los usuarios, que centran sus quejas sobre todo en el retraso en los plazos de entrega, fallos técnicos y equivocaciones en la mercancía solicitada. En el caso de la logística, las empresas españoles disponen de los servicios de mensajería económica de Sendiroo, en donde encontrarán tarifas de más de 15 agencias de transportes.