Enviar cajas por correo

Cómo escoger cajas de embalaje para envíos

Tienes intención de enviar tus pertenencias por mensajería urgente. Pueden ser libros, ropa o material tecnológico. Se tratan de varios bultos, que deben llegar intactos a su destino. Para ello le dedicas mucho tiempo al empaquetado y a la protección del contenido que va en su interior. Sin embargo, al recibir la mercancía comprobarás que pese a realizar el transporte la misma agencia unos paquetes llegarán en perfecto estado mientras que otros lo harán muy deteriorados y con síntomas de rotura. En el peor de los casos incluso el contenido enviado ha sufrido desperfectos. ¿A qué se debe esto? Posiblemente la causa haya sido una mala elección de las cajas para envíos.

En ocasiones soportan más peso de lo debido o incluso se abusa en el uso, por lo que el deterioro es mucho mayor. Así que el resultado puede ser catastrófico y nuestra mercancía llegar en mal estado o incluso a medias.

Apuesta por la seguridad en las cajas para envíos

No corras riesgos innecesarios cada vez que vayas a realizar un envío. Nos gusta aprovechar al máximo cada hueco de la caja, pero no siempre conviene cargar en exceso el paquete.

En la medida de lo posible se recomienda usar una caja robusta y que presente un buen estado, sin agujeros y roturas. Su reutilización hace que llegue a perder su eficacía hasta en un 30%. ¿Pero cómo debe ser una caja de envíos resistente?

  • Procura que las solapas estén intactas.
  • Para un correcto embalaje, no olvides utilizar unas cajas de paquetería de un tamaño acorde al contenido de la misma. Colocar más peso de lo debido podría acabar con una rotura de la base.
  • La cinta adhesiva de 50 mm debe utilizarse para el cierre de las solapas.

Pero a veces no basta con escoger una buena caja. También hay que preocuparse por la protección interior del paquete. Eso implica el uso de papel de burbujas y de todo aquel material de amortiguación que sea necesario con tan de garantizar su adecuado traslado sin incidencias. Si quieres que tu mercancía llegue en buen estado solo necesitar seguir estos consejos de embalaje.

Hacer una mudanza con cajas de cartón

Cajas de cartón para hacer el envío de pertenencias

Qué puede pasar con un paquete deteriorado

Cuando aprecies que la resistencia de la caja no es la adecuada para soportar la mercancía o que presente un aspecto muy deteriorado, lo mejor es que no la entregues al transportista cuando se pase por tu domicilio. Principalmente porque no tendrás garantizado su entrega y debido a su estado las agencias se negarán a indemnizarte por la rotura.

Cuando los daños resulten demasiado visibles, lo más probable es que el mensajero se niegue a realizar la recogida, ya que es consciente de que en cualquier momento puede romperse todo y desperdigarse el contenido. Además de soportar muchos kilómetros durante el transporte, la caja para enviar también estará expuesta a golpes y rozamientos con otros bultos.

¿Cuál es la mejor caja para cada tipo de mercancía?

Hay muchos factores que influyen a la hora de decantarse por una caja y por el modelo más conveniente. A continuación te damos unas cuantas recomendaciones:

-Aparatos electrónicos

¿Tienes que mandar una videoconsola o una televisión y no sabes cómo hacerlo? Básicamente las agencias de transporte te obligarán a utilizar la caja original del producto, y en el caso de que no la tengas a mano existe la posibilidad de usar una nueva con unas medidas que se adapten al contenido.

-Empresas

Todo negocio debe preocuparse por la imagen que traslada a sus clientes. Por eso, una caja en buen estado y con el logotipo de la compañía será una manera de reforzar su presencia comercial y de aportar una sensación de seriedad.

-Mudanzas

Para aprovechar el espacio al máximo tendemos a cargar demasiado las cajas para el envío. Eso es contraproducente, ya que están pensadas para un determinado número de kilos. Cuando se trate de varios bultos, lo mejor es que las enumeres y tengas registrado lo que contiene cada una de ellas.