Evitar que se pierda la maleta

Cómo evitar que te pierdan o rompan la maleta

Al año se extravían en los aeropuertos entre 25 y 30 millones de maletas. Esta situación obliga a las compañías aéreas abonar hasta 650 millones de dólares en concepto de indemnizaciones. Aunque el 99% de los equipajes facturados llegan a manos de su propietario, nunca nadie está libre de ocupar ese 1%. ¿Pero cuál es la mejor manera para evitar que te pierdan o rompan la maleta?

El método más seguro pasaría por dejar el equipaje en casa, pero eso resulta casi imposible, sobre todo si tenemos por delante un largo viaje. En los últimos tiempo se impone la moda de enviar las maletas a través de mensajería. Te evitarás facturar, no tendrás que desplazarte por el aeropuerto con toda la carga y además ahorrarás una importante cantidad de dinero. Lo aconsejable sería actuar con previsión y mandar las maletas unos días antes de realizar el viaje para encontrárnoslas en el hotel de destino al llegar.

Para garantizar una adecuada entrega lo aconsejable sería envolver las maletas con papel transparente y colocar las etiquetas en la parte superior para que resulten más visibles al mensajero. En Sendiroo te ofrecemos la posibilidad de escoger entre las mejores empresas de transportes.

Si continuas sin confiar en las compañías aéreas, la otra opción que tienes pasa por viajar con equipaje de mano como reogen en Liligo. Eso implicará que tengas unas mayores limitaciones, pero al menos tendrás controlado en todo momento la maleta o la mochila. Antes de nada deberías confirmar las condiciones que impone cada compañía, ya que evitarás algún susto.

En esa maleta pequeña debes prescindir de aquellos objetos inútiles y sacarle el mayor provecho posible al espacio. Lo aconsejable sería meter la ropa necesaria, productos de aseo y una cámara de fotos.

En el caso de que necesites facturar alguna maleta porque no te quede otra opción deberías tener en cuenta una serie de consejos que te resultarían de gran utilidad para que no te la pierdan o te la roben:

  • Siempre será mejor una maleta rígida que una flexible.
  • Procura que esta bolsa resulte poco atractiva, que no despierte la atención de nadie. Está muy bien lucir maletas por los aeropuertos con diseños muy llamativos, pero eso únicamente conseguiría atraer a los amigos de lo ajeno.
  • Una buena manera de protección pasaría por envolver el equipaje con papel transparente para que resulte más complicado de abrir.
  • El candado puede parecerte inútil, pero también sirve como medida de disuasión.
  • Retira las antiguas etiquetas de facturación para que no despisten.
  • identificar tu maleta con un nombre y un teléfono de contacto.