Cómo viaja mi paquete

Cómo viaja mi paquete

Desde que el transportista recoge el paquete en tu casa hasta que lo entrega en destino, la mercancía puede recorrer un amplio recorrido. La mayor parte de las ocasiones lo hace por carretera, pero cuando se trata de envíos internacionales lo más probable es que se recurra a los aviones o barcos.

Su recorrido comienza en la furgoneta de reparto y una vez que llega a la delegación de la mensajería su destino marcará el trayecto y el medio de viaje. Como habrás podido comprobar, no se trata de un viaje directo entre el lugar de origen y destino, ya que en algunos casos tendrá que pasar por algún punto intermedio que se ocupe de la distribución. Pese a ello, siempre se garantizan los plazos de entrega.

Envio de paquetes por mar y avión

Sin lugar a dudas, cuando se trata de traspasar fronteras el avión continúa siendo el medio más usado. Y esto es posible gracias a los contenedores aéreos y a la creación de nuevos aviones pensados para la carga de mercancías.

Entre las principales características del transporte aéreo

  • Urgencia: para las largas distancias continúa siendo el medio más rápido. Opción adecuada para los envíos urgentes.
  • Mayor coste: resultará más costoso que el resto de transportes.
  • Carga limitada: dependerá de la capacidad de carga por volumen o peso del avión, así como de los accesos.

Puede parecer un sistema de transporte lento y muy pesado, pero el transporte por mar, en cargueros, continúa siendo una opción muy utilizada para aquellos envíos muy grandes o de maquinaria de amplias dimensiones.

Las características del transporte marítimo son:

  • Gran capacidad: facilidad para transportar contenedores y mercancías pesadas.
  • Ideal para el transporte internacional: la solución perfecta para desplazar mercancías voluminosas entre dos lugares alejados geográficamente. Además, las autopistas del mar han permitido la combinación del transporte por mar con otros medios.