Ecommerce durante las vacaciones de verano

El ecommerce no entiende de vacaciones en verano

Como el resto de mortales, este verano intentarás tomarte unas merecidas vacaciones, pero tienes muchas dudas de qué realizar con tu comercio electrónico. Al contrario de lo que ocurre con las tiendas físicas, en internet no hay posibilidad de cierre. Y es que la red no entiende de horarios ni de descansos. Su funcionamiento las 24 horas del día los 365 días del año desaconsejan su cese temporal. ¿Entonces qué tengo que hacer con mi ecommerce estas vacaciones?

Pese a que en el periodo estival el volumen de ventas online se reduce hasta un 30%, sin lugar a dudas hay que poner en marcha una serie de medidas para que tu negocio no se resienta y los clientes no acusen tu ausencia.

¿Cómo preparo mi ecommerce para las vacaciones?

No hay posibilidad de colgar el cartel de ‘Cerrado por vacaciones’. Ten en cuenta que cuando dejas la página en ‘modo de mantenimiento’ la tienda desaparecerá de la pantalla y todo el esfuerzo realizado durante meses en cuanto a posicionamiento se perderá. Por eso no se recomienda en ningún momento desconectar el comercio, ni aunque sea de manera circunstancial.

  1. Busca un sustituto: en la medida de lo posible, si tus posibilidades económicas lo permiten, deberías apoyarte en un sustituto que te reemplace durante unos días. Con su ayuda podrías disminuir los retrasos en las comunicaciones y en los envíos. Eso sí, no puedes dejar el negocio en manos de cualquiera. A poder ser debe ser un socio o un empleado de tu confianza que esté al tanto sobre el funcionamiento de la empresa.
  2. Advierte a tus clientes de posibles retrasos: un comercio online exige transparencia, por eso no dudes en informar a tus usuarios de posibles atrasos en las comunicaciones o en la distribución de los productos durante tu ausencia. Bastaría con que lo anunciases con unos días de antelación a través de distintos canales de comunicación. Los clientes entenderán a la perfección que durante tus breves vacaciones no podrás atender todos los mensajes.
  3. Tener un detalle con los clientes: en tu ausencia puedes recompensar a los usuarios con algún tipo de promoción o campaña, que además puede servirte para captar nuevos compradores. En ese caso lo aconsejable sería ofrecerles un descuento durante el periodo que duren las vacaciones u ofrecerles los envíos gratuitos. Si te decantas por esta última opción puedes sacarle mucho provecho a los precios baratos de paquetería que ofrece Sendiroo.
Una tienda electrónica actualizada en el periodo estival

Cómo preparar el ecommerce en vacaciones

Cómo afecta al plazo de entrega de los paquetes de la tienda online

Mientras disfrutas del sol y del descanso en la playa la tienda online continuará abierta y los clientes podrán seguir con las compras. Por lo tanto el tráfico de pedidos no se detendrá y tus cuentas no se resentirán. Sin embargo, en todo momento debes mantener al corriente de la situación a los usuarios, para que tengan en cuenta que el periodo de entrega puede alargarse un poco.

Para que tus clientes habituales no se lleven una decepción con el incremento en los plazos de envío lo más conveniente sería hacérselo saber con al menos un par de semanas de antelación y dejándolo visible tanto en la tienda, avisos de recepción y boletines.