Enviar muebles de manera segura

Cómo enviar muebles de manera segura

En el momento de realizar una mudanza mucha gente se pregunta cómo enviar muebles de manera segura y económica. En primer lugar hay que asesorarse sobre los precios de las empresas de transporte y comparar tarifas en busque del servicio más barato y de más calidad.

Para ello será necesario conocer las dimensiones y el peso de nuestros paquetes, además del sitio de destino de los muebles.

Antes de ponerse con el envío hay que desmontar los muebles. Así conseguiremos reducir de manera importante su volumen en las cajas y en los vehículos de los transportistas. Además, hay que tener en cuenta que resultará mucho más sencillo su manejo debido a la disminución del peso.

Envío de muebles y mudanza por mensajería

Por lo tanto, toca hacerse con una caja de herramientas y sacar todos los tornillos de los muebles. Si eres un manitas apenas te llevará unos minutos este proceso. En cualquier caso tómate las cosas con calma y prepara el desmontaje de los muebles y su posterior embalaje con la suficiente antelación.

Una vez desmontados los muebles se aconseja proteger las distintas partes con papel de burbujas. Las piezas más pequeñas y los tornillos irán en un sobre que fijaremos junto a alguna de las piezas del mueble con cinta adhesiva. Así resultará más sencillo identificar su procedencia en el momento del montaje.

Recuerda que para evitar cualquier incidencia con los envíos es preciso identificar correctamente cada bulto, así que no dudes en pegar las etiquetas con la información del remitente y destinatario.

El envío de muebles por mensajería se presenta como la opción más económica y sencilla para aquellos que detesten las mudanzas. Entre otras cosas porque sólo deberán embalar sus pertenencias y contratar los envíos a través de Sendiroo. Rellena en el buscador la información de origen, destino, peso y medidas; elige la agencia de transportes que más se ajuste a tus necesidades y espera en tu domicilio a que el repartidor se pase por tu casa por la mercancía.

¡Más fácil, imposible!