Tipos de envíos

Los diferentes tipos de envíos según la clase de cliente

Para que el proceso de venta de un artículo resulte lo más satisfactorio posible, empresas y comercios online se han centrado en los últimos tiempos en buscar un servicio de distribución flexible y puntual. Cada cliente demanda un tipo reparto diferente en función de sus necesidades. Mientras que algunos desean el producto adquirido en cuestión de 24 horas, otros pueden solicitar la entrega en un punto de conveniencia o en una oficina de Correos. Para ajustarte a sus exigencias solo necesitas conocer los distintos tipos de envíos que te ofrecen las agencias de transportes.

Ten en cuenta que un buen servicio logístico te permitirá fidelizar clientes e incluso ganar otros nuevos, por lo que sigue con atención nuestras recomendaciones para confiar tus pedidos a la mejor empresa de mensajería.

Descubre los tipos de envíos más comunes en ecommerce

Al margen de que envíes muchos paquetes a la semana o lo hagas de forma esporádica, siempre te interesará adaptar el sistema de reparto al tipo de cliente. Por comodidad optamos por contratar únicamente un servicio de paquetería, que garantice la entrega en un plazo amplio para no quedar mal con el consumidor. Lo habitual es confiar el pedido a algún servicio de 48-72 horas, aunque en muchas ocasiones se suelen acortar los plazos con la consecuente satisfacción para el comprador, que lo recibirá antes de lo pensado.

Sin embargo, sería conveniente ofrecer distintas alternativas y que el propio cliente pudiese seleccionar una opción de entre los diferentes tipos de envíos que puedes conseguir.

Envíos urgentes

Suelen garantizar la entrega en 24 horas desde que se efectúa la recogida en la tienda.  Una propuesta muy interesante para aquellos que deseen un producto con inmediatez. La paquetería express dispone de unos precios más elevados.

Envíos estándar

El plazo de entrega de los artículos se alarga unos días, pero también tendrá un menor coste, tanto para el propietario del comercio como para el cliente, que lo notará en sus gastos de envío.

Envíos contra reembolso

Algunos negocios todavía permiten el pago contra reembolso. El usuario contrata el artículo en cuestión en una tienda y en lugar de pagarlo con tarjeta de crédito o Paypal optará por abonarlo al repartidor cuando le llegue la mercancía.

Envíos pesados

Suelen ser aquellos de más de 30-40 kilos. En muchas ocasiones los mensajeros exigirán que vayan sobre un pallet para facilitar la manipulación y el transporte.

Envíos frágiles

Este tipo de envíos exigen principalmente un embalaje muy completo, con la utilización de una caja en buen estado y todo el material de amortiguación que sea necesario con tal de proteger el artículo durante el transporte. ¿Te imaginas la cara que se le puede quedar al cliente cuando reciba su compra rota o deteriorada por un mal empaquetado?

Envíos internacionales

Por muy lejos que se encuentre el comprador, nunca debes cerrarle las puertas del mercado internacional a tu negocio. Puedes tener la seguridad de que se entregarán en correcto estado y dentro de los plazos establecidos. Para ello tienes la opción de mandar tus paquetes al extranjero con Sendiroo.

Clases de envíos de paquetería

¿Cómo afecta el servicio de paquetería al precio?

Como es de suponer la clase de envío que hagas acabará influyendo en el precio. No es lo mismo mandar un paquete express, que llegue al día siguiente a su destino, que uno estándar, que tardará un poco más. Algo similar ocurre con los pesos o dimensiones, cuantos más kilos tenga o más volumen ocupe, menos económico te resultará.

Al utilizar el comparador de envíos Sendiroo te garantizarás unas tarifas muy competitivas. El ahorro será considerable en comparación con otras empresas de reparto. Incluso podría darse el caso de que estos precios tan bajos puedan permitirte asumir los gastos de envío y ofrecerle al cliente este servicio a coste cero cuando el valor de lo adquirido alcance unas cantidades elevadas como pueden ser los 60 euros.