Mejorar entregas en el comercio electrónico

Propuestas para mejorar las entregas en el comercio electrónico

El pequeño comercio tiene que competir con grandes empresas, y en ocasiones no basta con ofrecer unos precios más económicos. También hay que garantizar unas servicios de distribución adaptados a las necesidades de los clientes. A continuación te desvelamos algunas propuestas para mejorar las entregas de paquetes en el comercio electrónico.

Envíos urgentes para la mayoría de productos

El envío en 24 horas o express debe contemplarse en todo negocio online. Muchos clientes exigen inmediatez e incluso son capaces de abonar más por el pedido con tal de tenerlo lo antes posible en sus manos. Hay servicios que garantizan el paquete antes de las 10 horas o 14 horas del día siguiente a la recogida.

En algunos casos, como puede ser la venta de mobiliario, no habría tanta urgencia, pero en regalos y ciertos productos sí que se requiere celeridad.

Trabajar con varias agencias

Es importante contar con una amplia red de distribuidores. La mejor manera puede ser a través de un comparador de envíos como Sendiroo, que garantiza en una única plataforma los mejores precios y servicios de las principales agencias de transportes, entre las que están Seur, Envialia o UPS. En todo momento el responsable del negocio ecommerce podrá escoger la empresa de mensajería que mejor se adapte a sus necesidades, entre más de 15 compañías.

Aportar comodidad al cliente

Por suerte, la mayoría de las agencias ofrecen un servicio puerta a puerta, en donde un mensajero se ocupa de la recogidas y entregas de  paquetes en las direcciones indicadas. En muchas ocasiones los transportistas no pueden garantizar la hora de entrega exacta, por lo que se ofrecen unos horarios orientativos. Ciertas empresas de paquetería, en cualquier caso, ofrecen la posibilidad de recoger el paquete en oficina o delegación de Correos o los puntos de conveniencia. En este último caso la agencia mantiene un acuerdo con un local físico (kiosco, tienda, etc), que se encargará de salvaguardar la mercancía hasta que el comprador final pase a recogerlo.