Envío de comida por mensajería

¿Puedo enviar comida por mensajería?

¿Qué es lo que más echamos de menos cuando nos encontramos en el extranjero? La respuesta siempre se orienta hacia la familia, amigos y por supuesto, la comida. Por correo podrás hacer envíos internacionales de alimentos, siempre que no sean frescos o perecederos. Así que olvídate del tupper con tu plato favorito que sólo prepara tu madre. Este tipo de artículos están completamente prohibidos por parte de Sendiroo y de las agencias de transportes que trabajan con el comparador.

En esta clasificación de mercancía restringida también están la carne, huevos, frutas, verduras y pescado, que tampoco viajarán protegidos por el seguro que incluye Sendiroo en todos sus envíos al tratarse de productos prohibidos.

En cualquier caso, antes de realizar un envío internacional deberías conocer las restricciones impuestas por cada país. No habrá problemas para los paquetes que vayas a enviar dentro de la Unión Europea, pero sí que pueden existir complicaciones para el resto de países.

Por su parte, sí que podrías hacer envíos de alimentos, siempre que se traten de comida en sobre, latas de conserva, pasta cruda o alimentos envasados al vacío.

Al tratarse de mercancía prohibida, si el mensajero la detecta puede destruirla o retenerla. Cualquier gasto que motivase esto acabaría siendo asumido por la persona que contrató el servicio.

Embalaje de artículos frágiles

Para enviar alimentos por mensajería intenta que estos vayan en una caja exclusivamente, que no compartan espacio con otros objetos como pueden ser ropa o libros. En el caso de abrirse o derramarse podrían estropearlo todo.

Por eso insistismo en la necesidad de embalar correctamente los paquetes, siguiendo nuestros consejos, sobre todo si se tratan de contenido frágil.

Lo mejor es que uses una caja en buen estado, que no presente fisuras. Dentro de la caja colocaremos material protector para que no haya riesgo de roturas o de rozaduras. SI es preciso envolveremos cada producto individualmente con papel de burbujas.

En el centro deben ir colocados los objetos frágiles y a modo de advertencia pondremos varias pegatinas en la caja para avisar de que es mercancía delicada.