¿Qué son los aranceles?

Los paquetes con destino internacional, en concreto a países no comunitarios, pasarán por aduanas, en donde el agente de turno se ocupará de inspeccionar la carga y concretar los aranceles según la tasa fijada para el producto.

Para cualquier consulta sobre los envíos al extranjero, en Sendiroo encontrarás la debida información sobre aduanas.

¿Qué son los aranceles?

Los aranceles son la tasa o impuesto que se aplica sobre todo a las importaciones de un país, aunque en menor medida también suelen afectar las exportaciones. Su aplicación tienen un fin proteccionista de la economía, ya que lo que buscan con ellos es favorecer el consumo de bienes fabricados en el propio país.

Esto consigue que aquellos artículos procedentes del exterior sean gravados con una tasa para incrementar el precio final de cara al cliente final, para favorecer así la compra de productos locales.

A simple vista, los aranceles generan un impacto positivo sobre la economía del país, ya que el dinero recaudado supone una destacada fuente de ingresos para las arcas del estado, además de resultar beneficiados los productos nacionales. En este último caso, la situación puede provocar la reactivación de ciertos sectores económicos debido al incremento de la demanda.

Por su parte, entre los inconvenientes está que la implantación de aranceles puede dejar muchos productos fuera del alcance de los consumidores, generando además estancamiento de la economía.

Hay que diferenciar entre cuatro clases de aranceles:

  • Ad valorem: supone un porcentaje fijo sobre el valor de un artículo, según el valor en aduana. Es parecido a un impuesto proporcional, ya que su valor no se cambia conforme a la base fiscal.
  • Específico: se establece en términos de cargas o cobros monetarios por unidad física del artículo. Se impone en relación con el número de unidades de llegan al territorio importador y no según el valor de las importaciones. Un ejemplo puede ser el cobro de 500 euros por tonelada de mercancía.
  • Mixto: combina los dos anteriores. Se cobra una determinada cantidad por unidad y un porcentaje fijo por el valor de cada artículo.
  • Compuesto: consiste en un arancel ad valorem estableciendo un máximo o un mínimo de percepción. También puede tratarse de un arancel específico que se aplicará en el momento en el que el ad valorem no llega a un mínimo o rebase un máximo.