Vender por internet los regalos de Reyes

Cómo vender por Internet los regalos de Reyes que no te gustaron

Los Reyes Magos vinieron el pasado 6 de enero cargados con multitud de regalos. De entre todo el cargamento de paquetes es posible que se haya colado alguno que no resulte de nuestro agrado. Y  es que no siempre consiguen acertar con nuestros gustos o preferencias. En los últimos tiempos, a la sombra de las tiendas de segunda mano, ha surgido el modelo regifting o re-regalar, que consiste en poner a la venta todo aquello que no encaja con nuestros intereses.

Obtén beneficio con la venta de tus regalos de Reyes

Lo que más suele encontrarse en estos espacios de compra venta es ropa, accesorios de belleza y moda, además de electrónica. Para que puedas vender tus regalos de Reyes por Internet captando la atención de los potenciales clientes, y sin que se entere el conocido que quiso sorprenderte, te damos una serie de consejos.

  • Ofrecer un precio módico: aunque esté nuevo y sin estrenar, te resultará complicado que te den el precio original, excepto si se trata de un producto que escasea. El precio a fijar variará en función de su estado de conservación, el tiempo transcurrido desde la compra, etc. Por lo general debe costar entre un 15 y un 25% menos del valor.
  • Proporciona garantías: los clientes comprarán con más seguridad si les muestras el ticket de compra o la garantías del artículo. Aporta pruebas de que se trata de un regalo.
  • Pagar a medias el envío del regalo: si recurres al comparador de Sendiroo conseguirás enviar paquetes baratos de una manera rápida y sencilla. Esto le aportará más garantía al comprador. Eso sí, ten cuidado con no mandar artículos prohibidos por las agencias.
  • Regalos demasiado personales: hay una serie de regalos que pueden estar hechos a mano o que están pensados para una persona concreta, como puede ser una joya con grabado. En ese caso posiblemente te costará más venderlo.
  • Recurre a compradores que no conozcas: olvídate de las redes sociales y de tu círculo de amigos más cercano para vender un regalo de Reyes. Piensa que si la persona que ha destinado un tiempo y dinero en tu presente se entera de ello, posiblemente no vuelva a sorprenderte nunca más.